Return to site

BILINGÜISMO Y PLASTICIDAD NEURONAL

Representación del pensamiento y Comunicación

El lenguaje es la más prodigiosa invención del ser humano, nuestra forma de representar el pensamiento y comunicarnos. Nuestra inteligencia es estructuralmente lingüística y por ello pensamos y transmitimos nuestro conocimiento con palabras. Hacerlo en dos o más idiomas produce efectos muy beneficiosos en la inteligencia al reforzar las funciones ejecutivas, ya que el cerebro ha de seleccionar entre uno y otro constantemente.

Estas funciones ejecutivas suponen la máxima expresión de inteligencia humana, permitiéndonos elegir voluntariamente nuestro comportamiento, memorizando, fijando la atención, eligiendo respuestas y dirigiendo acciones hacia metas lejanas. El lenguaje nos sirve para comunicarnos con los demás, como fundamento de nuestra vida social, así como con nosotros mismos, estableciendo un orden en nuestra mente.

La educación se basa principalmente en el lenguaje, y en la comunicación oral y escrita. Comprenderíamos mejor las matemáticas si comprendiésemos las palabras con la que nos las explican. En un mundo globalizado, saber hablar en varias lenguas va a ser un estupendo pasaporte para el futuro.

Educarse en un ambiente bilingüe y aprender simultáneamente dos lenguas, supone una hazaña para el cerebro, asociada con puntuaciones más elevadas en tests de inteligencia y con correlaciones positivas en el rendimiento académico. Los niños monolingües aprenden con el principio de exclusividad, es decir con una palabra para cada objeto. En cambio, los niños bilingües comprenden desde muy temprano que cada objeto tiene al menos dos palabras, y crean en su mente un archivo para cada idioma, utilizando el necesario en cada ocasión.

Al desarrollar ambos lenguajes paulatinamente, la misma zona cerebral relaciona ambas lenguas y genera esquemas de interconexión más complejos en términos de reglas sintácticas y gramaticales, ya que se aprenden de manera implícita.

La neurociencia es a la educación lo que la biología es a la medicina y la física a la arquitectura.

- Manfred Spitzer

Ser bilingüe no solo cambia la forma en la que las estructuras neurológicas procesan la información, sino que también altera las estructuras mismas. Los cerebros bilingües tienen el lóbulo parietal inferior izquierdo mayor y tienen más materia gris, que involucra a las neuronas que funcionan en la cognición. Por ello tienen un mayor orden y habilidad en los procesos cognitivos, más flexibilidad mental y mejor manejo de las tareas que requieren cambios, inhibición y monitoreo de un conflicto.

A pesar de que se hayan observado ciertas limitaciones lingüísticas en las personas bilingües, como una mayor dificultad para nombrar las cosas, el bilingüismo ha sido relacionado con una mayor conciencia metalingüística, es decir la capacidad de reconocer el lenguaje como un sistema que puede manipularse y explorarse, así como mejor memoria, habilidades verbales, visoespaciales y creativas.

Aunque en un primer momento aprender dos lenguas puede ralentizar el aprendizaje, a la larga forma una importante reserva cerebral, especialmente útil a la hora de combatir la degeneración cognitiva y estudios ya han confirmado el efecto del bilingüismo para retardar el deterioro mental en la vejez, al actuar compensando los efectos de la neuropatología acumulada.

 

La evidencia que indica que el cerebro muestra una increíble maleabilidad como resultado de la experiencia del aprendizaje de un idioma, así que pueden ocurrir cambios funcionales y neuroanatómicos a lo largo de la vida.

Aunque en un primer momento aprender dos lenguas puede ralentizar el aprendizaje, a la larga forma una importante reserva cerebral, especialmente útil a la hora de combatir la degeneración cognitiva y estudios ya han confirmado el efecto del bilingüismo para retardar el deterioro mental en la vejez, al actuar compensando los efectos de la neuropatología acumulada.

La evidencia que indica que el cerebro muestra una increíble maleabilidad como resultado de la experiencia del aprendizaje de un idioma, así que pueden ocurrir cambios funcionales y neuroanatómicos a lo largo de la vida.

Cuando tenemos que aprender la otro idioma, tomamos consciencia de su complejidad y riqueza, atendiendo a la belleza, sutilezas, giros y astucias del lenguaje. El idioma se ha convertido en un factor identitario, pero inteligencia humana, creadora del lenguaje, está por encima de las anecdóticas separaciones nacionales o culturales. Conociendo otras culturas podemos evaluar la nuestra y comparar rasgos culturales nos ayuda a diferenciar lo universal de lo local y lo acertado de lo erróneo.

Al aprender otra lengua conocemos mejor la nuestra.

- J.W. Goethe

Y ¿ cómo procuramos el desarrollo bilingüe?

Estudios demuestran que la efectividad en el aprendizaje de idiomas no es cuestión de tiempo sino de la metodología, siendo la convergencia, la flexibilidad y la sostenibilidad tres ejes fundamentales. El método imaginario implementa en sus actividades estudios que demuestran diferentes claves basadas en los más recientes estudios sobre el desarrollo cognitivo.

Por ejemplo, el desarrollo lingüístico vinculado a la acción. Estudios demuestran la relación entre el lenguaje y el movimiento, y como ciertas palabras activan en el cerebro el córtex motor y premotor, similares a las que son estimuladas cuando realizamos actividades físicas, como mover la lengua, los brazos y las piernas. Por otro lado, está demostrado que la actividad cerebral durante el sueño es esencial para incorporar al lenguaje las palabras aprendidas durante el día, por lo que la relajación cerebral que propicia la meditación está intrínsecamente vinculada al método.

Que los niños busquen algo en Google, aparezca en inglés y lo analicen con la misma pesquisa y curiosidad con que lo harían si el resultado fuera en castellano, es el objetivo principal del método imaginario, marcando en el alumno el inicio de una continuidad motu proprio, natural y de carácter ilimitado.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly